Inicio Barcelona Movie Walks Films Atractivos
Idioma: 

 / Inicio / Atractivos / Plaça ReialVersión para imprimir

Plaça Reial
Información histórica
Como en otros sitios de la ciudad, la urbanización de la plaza Reial es consecuencia de la desamortización eclesiástica de 1835, cuando los conventos y las iglesias fueron confiscadas por el Estado. El convento de los Caputxins, situado en este espacio desde 1718, fue derribado dando paso a varios proyectos, como un gran teatro o unas galerías vidriadas que habrían sido las primeras de Europa, anterior a las de Milán. Finalmente, en 1848 se decidió construir una plaza diseñada por Francesc Daniel Molina. Es una de las pocas plazas cerradas que tiene Barcelona, muy bien resuelta a través de sus pasajes. Los edificios que la rodean forman un conjunto uniforme con la planta baja porticada, decoradas las fachadas con motivos de terracota helenizantes, bustos de navegantes y de exploradores americanos y escudos soportados por infantes indios. A finales del siglo XIX, se instaló la fuente de hierro de las Tres Gràcies y los faroles con brazos a diferentes alturas, como si se tratara de las ramas de un árbol, realizados por un joven Antoni Gaudí. El Ayuntamiento de Barcelona encargó a Gaudí un proyecto de modelo de farola de luz de gas para instalar en toda la ciudad. De este ambicioso encargo sólo se realizaron los dos faroles de la plaza Reial y los tres del Pla de Palau. Tienen un pie de mármol de color oscuro y la parte central de la columna está coronada por dos serpientes enroscadas en una vara y un casco alado, símbolos de Mercurio, divinidad protectora del comercio, actividad muy característica de la ciudad. Además, en la columna se puede ver el escudo de Barcelona. Entre los años 1982-84, la plaza fue remodelada por los arquitectos Frederic de Correa y Alfons Milà, destacando especialmente la supresión de la circulación de vehículos y la plantación de palmeras.
Para conocer mejor la zona
La plaza Reial es un espacio muy especial dentro de la ciudad. Algunos elementos que la hacen singular son, en primero lugar, la estética de su urbanismo y de su arquitectura, el hecho de que sea un lugar de encuentro de gente diversa, el ambiente que crea la multitud de bares, terrazas y locales nocturnos que hay y, finalmente, la historia que han vivido sus cuatro paredes. Como si el tiempo se hubiese parado en esta plaza, se conserva aún un establecimiento del siglo XIX. En la calle del Vidre, que va desde la plaza Reial a la calle Ferran, se encuentra la Herboristería del Rey, tienda anteriormente mencionada como uno de los espacios que aparece en la película "El Perfume". En medio del herbolario hay una fuente donde tiempo atrás se mantenían las sanguijuelas que se utilizaban para hacer sangrías. La columna de mármol del centro del fondo está rematada por un busto de Linné, médico y botánico sueco del siglo XVIII.
A escasos metros de la plaza se encuentra la Rambla. Sin duda, es el paseo más emblemático de la ciudad, lleno de gente día y noche, con sus características paradas de flores y pájaros, además de quioscos de prensa, restaurantes y tiendas. Artistas de todo tipo (dibujantes, pintores, mimos, malabaristas) dan aún más vida y animación a “la calle más alegre del mundo” según palabras del poeta Federico García Lorca. Entre los muchos edificios singulares del paseo, se debe destacar el Gran Teatre del Liceu y el Mercado de Sant Josep, más conocido por “la Boqueria”.
Descripción escenas
Salvador (Puig Antich)
Plaça Reial: Un grupo de cinco chicos jóvenes, entre ellos Salvador, están sentados alrededor de una mesa de bar bebiendo y conversando. Son cinco amigos militantes del MIL, y precisamente en esta escena Oriol Solé decide pasar a Francia para obtener armas e iniciar otros tipo de lucha. Un plano muestra la figura de Cuca, el gran amor de Salvador, andando bajo uno de los paseos porticados de la plaza Real en dirección al bar dónde se encuentran ellos. Salvador y Cuca mantienen una conversación de pie en la puerta del bar con la plaza Real al fondo.
Sabías que...
La secuencia está rodada en el bar Glaciar de la plaza Real. Era uno de los lugares verídicos dónde se encontraban los compañeros del MIL. Otro de los lugares de encuentro era el bar Caspolino (hoy en día derrocado) situado en la plaza Gala Placídia. Esta escena tiene dos momentos interesantes. A partir de la decisión de Oriol Solé, sin duda el más activo del grupo, de pasar a Francia por obtener armas, la vida del MIL hizo un giro radical, con consecuencias nefastas para la gran mayoría de sus componentes. El otro punto destacado es la figura de Montse Plaza, conocida por el apodo de Cuca, que representa para Salvador una cierta vida convencional, a la cual renuncia para unirse a su grupo de amigos que plantean acciones contra la situación política y social del país.
La Barcelona de "Salvador"  /  Plaça Reial
      Barcelona Movie Walks '19